miércoles, 19 de julio de 2017

PLANIFICACIÓN EN UN TEMA DE INVESTIGACIÓN

PLANIFICACIÓN EN UN TEMA DE INVESTIGACIÓN

Manuel Galan Amador


Por planear o diseñar un trabajo de investigación, se entiende el conjunto de tareas cuya meta consiste en pensar sobre la naturaleza y alcance del trabajo y tiene por objeto hacer un planeamiento global de la investigación que cada  investigador o investigadores  piense realizar con el objeto de establecer si hay suficiente claridad en el problema y en los objetivos que quiere lograr en el desarrollo sobre su posible contenido, la selección de métodos y los obstáculos que se puedan presentar, y  finalmente establecer la estrategia que sea más viable de adoptar a efecto de llegar a los fines propuestos. El éxito que se tenga en la investigación, dependerá de la forma como se haya elaborado el plan de investigación.
En la planificación de la investigación la ventaja es que aclara las ideas del  investigador  sobre los fines  que  persigue y ayuda a formularse mentalmente una idea general de la  actividad antes de ejecutarla. Planificar la investigación científica tiene complicaciones derivadas de la dificultad inherente a anticipar con exactitud lo que pueda suceder.  A la vez, requiere tiempo  para su realización, y gran experiencia e intuición. Asimismo para realizar la planificación se necesita no solamente el interés por el tema y sentido común. El buen diseño de la investigación exige elementos metodológicos básicos sin los cuales el trabajo se realizara en condiciones de desorden que se traducirían en un mayor esfuerzo del investigador, desde luego, en dificultades y obstáculos para alcanzar los objetivos propuestos.
Partes de que consta la planificación o diseño de investigación  tratando de presentar y analizar en la forma más sencilla los diversos problemas que se presentan en su realización:
.- La elección de un tema. Dentro de la planificación de la investigación ocuparán un papel definitivo y contundente los razonamientos en torno a la temática del trabajo. El tema se puede clasificar en: 1) Asignado  en forma ajena a la voluntad del investigador, respecto a  este poco hay que aclarar, será la persona o entidad que lo solicite la encargada de delimitarlo y precisar sus objetivos y demás características específicas de acuerdo con las necesidades particulares de la investigación,2) Susceptible de ser seleccionado por el investigador quien lo va  desarrollar buscando la  selección en  una área de investigación en forma optativa., los problemas que se presentan son muchos y de muy diversa índole. Es así al  escoger un tema de investigación se plantean dilemas en los estudiantes investigadores al elegir y realizar  su proyecto de trabajo de grado, a veces la selección  les lleva demasiado tiempo, y en no pocas ocasiones  se ven obligados a abandonar el tema escogido aun después de haberlo iniciado, o se encuentran divagando entre varios campos sin precisar cuál va a ser el propósito final de su trabajo. Cuando una persona quiere realizar una investigación y en especial el trabajo de grado, su mayor inquietud y preocupación es definir el tema a investigar. La decisión del mismo está determinada por algunas situaciones que influyen notoriamente en el investigador. Al respecto éste debe plantearse algunas preguntas tales como:
- ¿Se cuenta con el tiempo suficiente para desarrollarlo?
- ¿Posee los recursos necesarios para realizarlo y qué recursos son necesarios?
- ¿El tema es de interés?
- ¿Existe información sobre el mismo?
- ¿Quién o en dónde se puede encontrar la información?
- ¿Qué resultados personales y generales traerá el desarrollo de esa investigación?

Encontrando respuesta a los interrogantes anteriores puede procederse a la selección del tema a través de la observación directa de la realidad que se quiere investigar y la consulta bibliográfica del tema propuesto. Esta última puede referirse no sólo a textos y revistas y/o documentos especializados, también vale la pena remitirse a los trabajos de grado que tengan relación con el tema.

Es necesario establecer las actividades y los recursos necesarios para realizar la investigación.

Lo importante es visualizar las etapas claves de la consecución de la información y los pasos necesarios para llegar al objetivo propuesto y las dificultades que puedan presentarse, a fin de buscar la solución, antes que obstaculicen el trabajo de investigación.

La persona que comprende la importancia que tiene para él la ejecución de un trabajo científico, no tendrá dificultad de encontrar para su investigación un tema apropiado. No hay temas “malos” de investigación sino temas que no tienen claridad, ni conceptualización definida en la definición del tema de investigación. Este conocimiento previo es fundamental para un adecuado planteamiento del problema a investigar.

               

martes, 20 de junio de 2017

LA INVESTIGACIÓN Y SU CONCEPCIÓN EN EL INVESTIGADOR



Manuel Galán Amador


Dentro de las diversas tareas que debe realizar un investigador en los grandes problemas sociales, políticos, económicos, culturales, religiosos, médicos, recreativos, administrativos y antropológicos que aquejan a una sociedad de un país determinado, sea cual fuere  su régimen sociopolítico, constituye en estos días un factor fundamental para el esclarecimiento de los mismos y para las medidas tendientes a solucionarlos de acuerdo a las circunstancias reales del momento histórico y las más influyentes a los programas de bienestar colectivo que todo sector dirigente debe realizar. De tal manera es necesario manejar diferentes métodos, técnicas y conceptos que permitan determinar directa e indirectamente al fondo de los problemas  que influyen en el desarrollo parcial o total de los problemas que aquejan a la Sociedad.
El gran problema frecuente  es cuando el investigador maneja en la práctica conceptos, muchas veces lo hace sin tener idea clara de los instrumentos y herramientas propias de su formación o especialidad, lo que tiene como consecuencia en apreciaciones imprecisas y vagas de la realidad, y alguna veces del empirismo (practica) y la improvisación  de la escogencia de los métodos de  análisis y sus herramientas  de trabajo.
Por lo tanto, el investigador en primera instancia debe tener presente la definición de lo que entiende por investigación, cuales son los objetivos que persigue con esta y, en consecuencia saber lo que hace cuando se esté realizando un trabajo de investigación sobre cualquier disciplina o área de conocimiento. La palabra investigación tiene su significado según el Diccionario de la Lengua Castellana:” acto de indagar, averiguar. Etimológicamente proviene del verbo latino investigo-as-are: seguir la pista, seguir la huella, lo que permite ubicar a la investigación como tarea de búsqueda de algo que es el objeto en sí de la investigación y el interés para conocer en sus múltiples aspectos y detalles. La investigación es en sí una serie de acciones encaminadas a indagar, profundizar, averiguar, orientar sobre el comportamiento y características de un fenómeno o conjunto de fenómenos determinados en una ciencia, aplicados a la realidad circundante de los fenómenos o hechos que aparecen para reconstruir su objeto de estudio y verificarlo posterior mente  para su validación  a través del método científico.
El concepto descrito anteriormente no pretende establecer una definición precisa de los que es investigación sino es  una  clarificación, una idea un poco más precisa de lo que es  el concepto que manejan muchos investigadores o los que  emprende este  camino de la investigación; que practican muchas veces como se enunciaba en párrafos anteriores sin tener noción clara de lo que se está haciendo. Por su puesto, en torno de tal definición  hay mucho material y posiciones escritas discutibles  pero no son las definiciones  sino más bien de la identificación y conocimiento del concepto.  

Si en  la investigación científica se pretende llegar al conocimiento profundo y verdadero de los hechos en  los  fenómenos,  ello requiere un método plenamente identificado científicamente con el carácter de la ciencia, esto es, una absoluta correspondencia con el carácter social, político e histórico de la misma.

La investigación científica  ha sido históricamente un factor fundamental en el adelanto del conocimiento humano. La ciencia y la tecnología deben ser reconocidos, por el grado de avance y desarrollo al instinto de curiosidad, de incógnitas, de dudas, de muchos seres humanos; esto los lleva aventurarse, a sufrir fracasos y a superar miles de problemas durante la investigación en su afán de encontrar soluciones por medio de nuevos conocimientos para el bienestar de la sociedad.